La SNEF en Xalapa

La SNEF en Xalapa

noviembre 21, 2016
Por María Teresa Carbajal Vázquez
“Debo no niego; pago lo justo” ◗ La SNEF en Xalapa

a llegado noviembre, mes de fechas conmemorativas y de muy buenos recuerdos, en éste –cada año– doy gracias a Dios por permitirme celebrar un año más de vida. Además el día 23 festejaremos que el Barzón RC cumple 11 años de su fundación.

Otro de los acontecimientos especiales de este año fue precisamente la novena edición de la Semana Nacional de Educación Financiera (SNEF) 2016, que por primera vez se inauguró aquí en Xalapa, Veracruz. Y es que, como por todos es sabido, con anterioridad todas las actividades propias de la misma se daban en el puerto de Veracruz, donde tiene su domicilio oficial la Delegación de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) aquí en el estado. Motivo por el cual –así lo entiendo– las actividades se llevaban a cabo en la porteña ciudad; sin embargo, este año han traído la inauguración aquí a Xalapa, lo que ha beneficiado a toda la población cercana a la capital que, por falta de recursos y tiempo, se veían impedidos para ir.

Otro de los efectos importantes de este evento fue la gran difusión y alcance que tuvo para quienes nunca en su vida habían escuchado o no tenían conocimiento que existiera una semana nacional de educación financiera, ‘para pronto’, siguen siendo pocos los que han escuchado el término educación financiera, y menos los que la poseen.

Por eso, ha sido un gran logro haber tenido el cobijo de la Universidad Veracruzana (UV), por conducto del Instituto de Investigaciones Jurídicas, en especial la dra. Petra Armenta Ramírez, directora de dicho instituto, para la organización del ciclo de conferencias denominado “La Educación Financiera en la Comunidad Universitaria”, llevado a cabo los días 7 y 8 de noviembre de este año, y de todo su equipo de trabajo, en particular del dr. Saúl Cortés Viveros, a quienes desde este espacio nuevamente doy las gracias por toda la confianza, apoyo y sensibilidad para entender la necesidad de educación financiera que la sociedad tiene, pero sobre todo de ir despertando la conciencia en los jóvenes universitarios en torno a estos temas.

Por otra parte, también celebro y doy gracias al lic. Rafael Trillo Gracida, por haber traído la inauguración y actividades de la SNEF 2016 a Xalapa; con anuencia por supuesto de nuestro amigo el lic. Mario di Costanzo Armenta, presidente de la Condusef, quien desde los micrófonos de Zona Patrimonial invitó a los veracruzanos a no perderse este evento anual en su novena edición.

Fue la segunda ocasión anual que tuvimos en Xalapa eventos propios de la SNEF y la asistencia de ponentes de la talla del lic. Oliver Aguilar Yunes, administrador local de servicio al contribuyente del Servicio de Administración Tributaria (SAT), quien abordó el tema “Régimen de Incorporación Fiscal”; también estuvo la lic. María Isabel Coba Soto, delegada de la Procuraduría de Defensa del Contribuyente (Prodecon) en Veracruz, quien habló de las funciones de dicha procuraduría; estuvieron por segunda ocasión atendiendo nuestra convocatoria los doctores Carlos Quiroz Sánchez y Rafael Vela Martínez.

Por primera vez participó el lic. Miguel Ángel Lechuga Tejeda, asesor jurídico en el Instituto Federal de Defensoría Pública, hablando de las funciones de su instituto; y finalmente el lic. Gabriel Acosta Benítez, con el tema de la importancia del ahorro voluntario en las Afores.

También estuvo el programa educativo de Citibanamex “Saber Cuenta”, que puntualizó todas las deficiencias de los usuarios de servicios financieros, en cifras que dejaron demostrada la gran necesidad de educación financiera que tenemos y cuya falta complica el cumplimiento y feliz término de las obligaciones que como usuarios de dichos servicios vamos adquiriendo al pedir créditos sin entender los contratos y a veces sin siquiera leerlos.

Todos los asistentes –ponentes–, expertos en sus áreas nos hicieron reflexionar acerca de términos y conceptos como: ahorro, inversión, presupuesto, afores, seguros; entre otros, que nos siguen siendo ajenos.

Es verdad, nos hace falta reflexionar nuestras compras, ser menos compulsivos y más comparativos a la hora de comprar. Revisar nuestros estados de cuenta para confirmar cuales son los cargos que mensualmente se nos hacen y que coincidan con los que hemos hecho para evitar ser víctimas de fraudes y robos de identidad; también nos sigue haciendo mucha falta tener un presupuesto: ese reporte puntual de nuestros ingresos y egresos (y no solo de nosotros, sino de todos nuestros dependientes económicos, a fin de cuentas, si todos dependen de una sola fuente de ingresos, estamos hablando del mismo dinero) que el día en que nos atrevamos a apuntar todos nuestros gastos, nos vamos a asustar, se los prometo.

También nos hicieron reflexionar acerca de nuestro retiro con el tema de las Afores, y nos sorprendieron con la novedad de que ya hay Afore para niños. Ni modo, a ahorrar desde pequeños.

Ya que tocamos el tema del ahorro, ¡qué tema tan complejo y comprometedor! Toda la vida hemos pensado que el ahorro debemos formarlo con lo que nos sobre, y como nunca nos sobra nada, sino todo lo contrario, creemos que estamos exentos. Pero no es así, el ahorro debe ser parte importante y estar considerado dentro de nuestro presupuesto. Los más atrevidos dicen que debe de hacerse en un porcentaje igual a la edad que tenemos; en fin, lo importante es que tengamos y fomentemos el hábito del ahorro, comenzando por nosotros mismos.

Otra de las reflexiones finales, que considero vale mucho la pena compartir, es que la educación financiera es necesaria tanto para los usuarios, o sea, todos los que tenemos la necesidad de hacer uso de bienes, productos y servicios financieros, pero también, de las mismas entidades financieras.

Nada de proporcionar créditos a quien no tenga la capacidad de pago suficiente, ni de aumentar las líneas de crédito si no se lo solicitan, deben explicar bien los contratos, las tasas de interés, así como las consecuencias legales y moratorias en caso de incumplimiento, para que el usuario sepa a lo que se atiene.

En fin, la semana nacional nos deja mucha tarea y muchos pendientes, pero es mejor ocuparse que preocuparse, así que manos a la obra, y gracias de nuevo a todos lo que hicieron posible la ejecución de este evento académico aquí en la capital del estado.

elbarzonrc@yahoo.com.mx / @terecarbajal

noviembre 22, 2016 / Columna Semanal

Share the Post

About the Author

Comentarios

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *