Quiénes Somos

 

 

El Barzón de Resistencia Civil Estado de Veracruz A C “Alianza por la Dignidad” es un movimiento social reconocido como Asociación Civil, que desde hace 10 años ha venido defendiendo a diversos deudores en forma verídica en el estado de Veracruz, por parte de Bancos, Financieras, Sociedades de Ahorro y Crédito, Casas de préstamo y de particulares que se dedican al préstamo de dinero con cobro de intereses excesivos. Es una organización apartidista, que defiende la dignidad y el patrimonio familiar de sus asociados, de cobros injustos e ilegales por parte de Bancos, Financieras, Sociedades de Ahorro y Crédito, Casas de préstamo y de particulares que se dedican al préstamo de dinero con cobro de intereses excesivos.

Los principios que rigen a nuestra organización son la justicia social y la igualdad económica; porque estamos convencidos de que el Barzón es una lucha justa y legítima de la que somos parte, para defender con dignidad el patrimonio familiar.

¿POR QUÉ ES NECESARIA LA EXISTENCIA DEL BARZÓN?

– Porque la atención de los litigios que enfrenta un deudor requieren de una experiencia probada y especializada para llevar pleitos y demandas por morosidad, temas que en muchas ocasiones ni siquiera algunos abogados logran conocer y entender totalmente.
– Porque el cuerpo de leyes con el cual se juzga y sentencia a los deudores, es el Código de Comercio y este compendio de ley se encuentra ajustado a prácticas y usos propios de los comerciantes. Sin embargo, la mayoría de las personas que piden un préstamo y firman, por ejemplo un pagaré, no son comerciantes, sino particulares que desconocen la forma y reglas con las cuales serán llevados a juicio, si es que su capacidad de pago no resulta suficiente para hacer frente a la obligación que contraen, por el solo hecho de haber firmado ese documento.

– Por otra parte, cuando los Códigos de Comercio se reforman, como fue el caso de la Reforma Financiera en 2014, dichas reformas buscan conseguir un cobro más rápido de los créditos y por lo especializada que es la materia mercantil, la defensa legal de un deudor es cada vez más cara, ya que no existe un marco legal que verdaderamente, proteja o beneficie los deudores.

– Además, los deudores somos una clase que padece las mayores injusticias, atropellos y violaciones a nuestros derechos humanos, por la falta de mecanismos legales que hagan exigibles por la vía judicial, en caso concreto de los derechos económicos y sociales.