Reembolso inmediato en robo a Tarjetas de Débito

Reembolso inmediato en robo a Tarjetas de Débito

“DEBO NO NIEGO; PAGO LO JUSTO” 

Teresa Carbajal

Reembolso inmediato en robo a Tarjetas de Débito

El pasado miércoles 3 de octubre el Diario Oficial de la Federación nos dio cuenta de una gran conquista, en materia de protección, lograda a favor de los usuarios de servicios financieros titulares de tarjetas de débito.

Pues a partir de marzo 2019, se homologarán las disposiciones que los bancos venían aplicando a los titulares de tarjetas de crédito y débito en materia de reclamaciones por cargos no reconocidos.

Ahora, todos los bancos que operan en México, por disposición de la ley estarán obligados a llevar a cabo la devolución a sus clientes de aquellos cargos que reporten como no reconocidos, en operaciones efectuadas con tarjetas de débito, en un plazo no mayor a 48 horas. Dicho reembolso sea procedente siempre y cuando el usuario reporte desconocer el cargo dentro de los dos días posteriores a la fecha en que haya ocurrido.

Anteriormente, esta devolución de fondos solo operaba en cargos realizados a tarjetas de crédito. El fin de la disparidad obedeció, al resultado de la consulta “elaboración de propuesta para modificar las reglas de operación a las tarjetas de débito” que llevó a cabo Banxico, dado el número de quejas que se presentaban, pues según datos de la Condusef en el 2017 se recibieron 2 millones 511 mil 733 reclamaciones de las cuales el 76% derivaron de una cuenta de nómina y el 24% a una cuenta de depósito afectándose el salario de las personas; pues la diferencia entre una tarjeta de crédito y una tarjeta de nómina es que esta última representa el salario de una persona.

Entidades financieras integrantes de la Asociación de Bancos de México (ABM) externaron sus preocupaciones básicas en dicha consulta como, que el volumen de las tarjetas de débito colocadas en el mercado es 8 veces mayor al de las tarjetas de crédito, lo que aumenta el número quejas presentadas; o bien que el plazo de 48 horas debía extenderse, pues en dicho lapso no era posible contar con información completa respecto a si los cargos fueron realizados de acuerdo al aviso, o si la notificación que se hizo del robo o extravío se efectuaba por el usuario dentro del plazo concedido.

Aún así, ¡entre polémica e inconformidades! la propuesta vio la luz, por la vulnerabilidad al fraude a que están expuestas las tarjetas de débito; obligando a los bancos a hacer un reforzamiento en sus mecanismos de seguridad para el uso de los plásticos.

Pues ahora estos deberán contar con métodos de autenticación para su uso, como el reconocimiento de un elemento físico del usuario como la huella dactilar, el reconocimiento de iris, o el reconocimiento facial, lo que antes no se hacía al fin que si algo malo pasaba, ¡ahí pagaba el dueño de la tarjeta!.

¡Pregunte 2281148502, es mejor tener dudas que deudas!

 

octubre 23, 2018 / Columna Semanal

Share the Post

About the Author

Comentarios

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *