El ahorro en tiempos de crisis

ahorrar-en-tiempos-de-crisis-es-posible11

El ahorro en tiempos de crisis

DEBO NO NIEGO; PAGO LO JUSTO
El ahorro en tiempos de crisis

 

El pasado 31 de octubre como cada año se conmemoró el Día Mundial del Ahorro, claro está que este 2022 más que ahorrar el propósito fue sobrevivir; aun así, conviene echar un vistazo a las estadísticas para saber cómo nos fue a los mexicanos con ese propósito que al igual que adelgazar nos persigue cada inicio de año.

Para ello se cuenta con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2021, elaborada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), y con el estudio “Desigualdad de género en el acceso al ahorro en México” elaborado por los investigadores Víctor Carreón Rodríguez y Miguel Guajardo Mendoza, el primero perteneciente al Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y el segundo al Colegio Mexiquense, trabajo que tuvo como finalidad analizar los resultados de la encuesta, desde una perspectiva enriquecida, la de género.

Aportando datos verdaderamente preocupantes, uno de los más relevantes consiste en que la población sin ahorros aumentó un 31% en México durante el 2021 en comparación con el año 2018, muestra inequívoca de los efectos de la pandemia, y desde luego de la crisis que vivimos, sin contar con la inflación del 2022; otro, que fuimos las mujeres las más afectadas con la pérdida de los ahorros pues la cifra de mujeres mexicanas sin ahorros aumentó a más de 4 millones 408 mil 418, es decir, un 32% del total en el mismo lapso.

No menos grave resultó que para 2021 había menos mujeres que hombres con una cuenta de ahorro formal, ampliándose la brecha a más de tres millones de personas.

También es de destacar que la brecha del número de mujeres que tienen una cuenta de ahorro para el retiro se amplió a mas de 6 millones de personas, es decir, las mujeres estamos menos preparadas para el retiro, en comparación con los hombres, y si se considera la cantidad de hogares mexicanos que son sostenidos por mujeres, el dato se agrava aún más.

Todos, datos alarmantes que sin duda presentan un escenario de retroceso en ese anhelado propósito que es el ahorrar para tener un mejor futuro.

En efecto, sobra decir las circunstancias tan adversas por las que hemos transitado en estos dos últimos años, desafortunadamente la pesadilla aún no termina, y estas cifras nos muestran desde ahora, lo que se ha venido sosteniendo desde el comienzo de la pandemia, sobre que las circunstancias no son las mismas, el contexto económico en el que nos desenvolvemos no es el mismo que al 2018, antes del Covid.

Así que para mantener vigente el propósito de guardar un poco, de lo poco que se recibe, es esencial insistir en la elaboración de un presupuesto familiar para evitar esas pequeñas fugas que pueden estar haciéndonos salir de la cuenta mensual, o quincenal según corresponda. Comparar desde luego precios y lugares en donde se adquieren los productos de la canasta básica y de primera necesidad, evitar en la medida de lo posible hacer refinanciamiento de las deudas, y por ningún motivo comprometerse a pagar plazos o intereses que no se van a poder completar, pues esas promesas presionadas a futuro son las que casi siempre terminan poniéndonos en serios apuros.

Creo además que no puede haber mejor inversión en estos tiempos complejos, que pagar en la medida de lo posible las deudas que se tengan, ojo, pagar conforme a lo ya pactado, pagar lo justo, y no caer en el error de generar nuevas deudas, por el miedo a fallar.

El ahorro por ahora seguirá siendo ese sueño difícil de perseguir y de alcanzar, pero vale mucho la pena revisar si hay algo que podamos cambiar, cuando pensemos en futuro, pues esa seguridad en el futuro nos brindará una gran estabilidad en el presente, que nos hará resistir con valentía estos momentos de turbulencia económica.

@terecarbajal

/ Columna Semanal

Comentarios

Los comentarios están cerrados.